Páginas vistas en total

lunes, 26 de marzo de 2012

Cospedal y las dos varas de medir

Resulta escandaloso lo que viene diciendo la poderosa fémina. Convencida de que comulgaremos con ruedas de molino, expone públicamente su mirada estrávica y esquizofrénica para tratar de llevarnos a su particular huerto. Confiaban en arrollar, sobre todo en Andalucía. Contaban con todos los triunfos, incluso con un impresentable menda que no duda en autoinculparse en la comisión de delitos,como es delapidar 25000€ al mes en coca, convencido -quizá con dinero por medio- de que su inculpación llevará a la de sus superiores, supuestos conniventes, así como la Junta que lo permitió. Hay que apelar a la cordura, al sentido común para conseguir su objetivo, que no es otro que el poner a Arenas y su gracia en la poltrona del Gobiero andaluz, haciendo lo que haya que hacer. Inventar, conspirar para al final nosotros deduzcamos.

En mi comunidad observamos paralelismos con el caso Dorribo defendido por un abogado de Madrid que casualmente estuvo contra Garzón y que tuvo parte activa en la desactivación  del caso Gürtell, a  los abogados -ya lo decía Fco de Quevedo, les hay que dar de comer aparte-. Yo creo intuir que es un abogado del PP. Trabaja para el PP. En el caso de Dorribo, al igual que el chófer de Guerrero les prometieron el oro y el moro para que dinamitaran con falsedades a los enemigos políticos. La situación de ambos pollos presente no la envidio sobre todo cuando el mono a batir persevera, y es que afortunadamente el o la votante no padecen el síndrome de Estocolmo. Saben quien le ostia.

Pero sin querer llegué a divisar el paisaje de la Babia. Excúsenme.

Es poco lo que tengo que decir. Pero quizá las esbeltas chicas de telediario confundieran a alguien, tal era su deseo de que el PSOE perdiera su último feudo, el perro nunca muerde la mano que le da de comer....es lógico. No incidieron en señalar que lo que es válido en una autonomía es válido para otra.

En Andalucía ganaron en votos pero tienen difícil gobernar por la previsble alianza PSOE-IU. Reivindican que lo lógico sería que gobernara el partido con más votos, hasta ahí todo normal. Pero en Asturias el resultado fue diferente, ganó en votos el PSOE, pero tiene difícil gobernar por la previsible alianza entre el PP y el Foro de Cascos. Entonces callan, dicen sutilmente que están abiertos al diálogo....

Están convencidos -unos y otros- que tragamos con todo. Pienso que convendría hacerles ver que no es así, de una manera o de otra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario