Páginas vistas en total

domingo, 9 de abril de 2017

Profecías literarias





De  cómo el Arte  Literario   informa  sobre la  Condición Humana buscando La  Verdad.  Ésta no  se haya en una única  disciplina.







La Iconografía Artística no es fiable.








En el cuento de Dña. Emilia  Pardo-Bazán "La Melena"  donde  relata la suerte del levantisco  Absalón en la disputa de poder que le  enfrentó a su padre, el bíblico   Rey  David. Éste, a las primeras   de cambio deja de ser   el poeta y músico  de los  Psalmos.  Al menos así lo deduje  yo  cuando la autora dice  que la única música  que subyugaba al  adúltero  rey era "el batir de las armas". Este detalle se le omitió al anónimo  autor del David  de Platerías dónde se  le presenta como un elegante músico con su  rabel pisoteando un demonio. Él tiene, en  su vestido, los más  alucinantes  pliegues  de la Hª del  Arte. Su ritmo evoca las olas u  ondas  de un ignoto mar en cualquier  ignota playa. Ésta no  tiene que ser gallega. Recientemente se ha constatado que no son exclusivas de nuestra particular proceso  orogénico. Para  sorpresa de muchos.














Pero dejemos en esa playa al rey David y a la bella Betsabé. Solucionado el problema del hitita   Urías, que murió en batalla como era previsible, los amantes  descansan en la playa, acariciándose y amándose.







La inmaterial  e intangible cosa  llamada corrupción.








Vamos a dar un giro por la extensa y fecunda literatura, más extensa  que las  estepas rusas. Y hablando  de Rusia voy a saltar -apenas  hay  autores-  sobre Nikolai Gogol y sus Almas Muertas. Trata  de cuando Chichikov, el protagonista, inicia su  carrera de funcionario estatal. Comienza ésra en una apática oficina, lo que iba a mermar  su animosidad espiritual. Era un hombre de  acción. Aprovechó  una  baja  para demnostrar su valía en el departamento de  Aduanas. Pronto se vió  que descubría  contrabando en el  aliento de las caballerías...hasta  que entró, forzadamente, -como todos  reconocen ahora-  en el NEGOTIO de la  familia. Antes, como ahora se esgrimía la  innata corruptabilidad  del  género humano, apreciable desde la niñez...y otras  vainas. Hasta  que pontiifica sobre  el particular RNE: más importante que la corrupción misma es la percepciión  que se tiene de ellla. La corrupción es algo que supone la gente malpensada.





                                                                    Nihil   nova   rex  sub  solis.

No hay comentarios:

Publicar un comentario