Páginas vistas en total

viernes, 24 de agosto de 2007

Euribor

Que nadie se asuste, voy a hablar del Euribor como instrumento musical. Como la gaita, pues euribor suena a instrumento de percusión, epipaleolítico concretamente. Y sólo continuo la tradición de los analistas financieros para los cuales nunca pasa nada, en lo que se nota que ellos no "andan en palabras con el banco" que diría don Francisco de Quevedo. Los analistas financieros son los poetas bursátiles. Ellos nunca hablan de batacazo, de insolvencias, de ruínas. Siguiendo a Horacio hablan de suaves descensos, ajustes o desaceleraciones (es mi favorita).

Esto que se nos viene encima, ya lo juné yo hace tiempo. Cuando no estoy jugando con el ordenador hacía de gerente en una pequeña ferralla de unos colegas. Mucho dinero ganamos al principio, ab negotii conditam, lo cual nos comunicaron los compañeros del sindicato. Nosotros, NO ERAMOS CONSCIENTES. Pero un día entró un cliente en la oficina y nos llamó de "ladrones", pues estaba en posesión de un presupuesto de la competencia i-nau-di-to. Nosotros le explicamos que nosotros cumplíamos las normas Iso de calidad etc. Algo teníamos que inventar, llegando a hablar del cultivo interestelar del pleorotus. Pero nosotros sabíamos que aquel presupuesto era el precio que nosotros teníamos de compra del material a 12 mts. No era por tanto que nosotros quisieramos ganar mucho dinero, es que había gente dispuesta a trabajar por unha taciña de caldo. Lo cual para el Gobierno de aquellas, que era socialista, era un signo de normalidad. Al poco tiempo, la empresa que había pasado el presupuesto, fue denunciada por tener trabajando 18 horas diarias a 200 pobres africanos indocumentados. Todo empezaba a cuadrar ... pero NADIE vió en esto mala voluntad o mal rollo.

Todos vimos lo que se nos venía encima...pero miramos para otro lado. Me dijeron el otro día que un banquero de postín andaba preguntando quién esculpiera a Lorenzo de Medicis, que quería ser retratado por él. Pues ya había que tomar posturas "pensarosas" pues el interés se iba a poner en el 50%. Cota alcanzada en el Renacimiento.


Salud

No hay comentarios:

Publicar un comentario