Páginas vistas en total

miércoles, 24 de septiembre de 2008

Política gestual.

En el Telediario de hoy Miércoles, 24 de Septiembre están informando de las exequias del Brigada del Ejército, Don Luis Conde reventado y asesinado por Eta en Santoña. El hijo, también militar declaró ayer sensatez y llamadas a la concordia, no obstante dijo algo muy lógico: "pido al gobierno que haga algo". Para él y los suyos vaya, desde aquí, desde esta caverna desde de la que aúllo, mi pésame.

Hace tiempo que vengo constatando como la información política de nuestros tiempos se narra como barroco contubernio, en la línea de un "ballo in maschera"- no se asusten, sólo es un título de una ópera de Verdi, que vorrei dire un baile de máscaras-. La información, aquejada de "horror vacui" y preocupada por llenar el espacio que le han reservado cae en el absoluto ridículo -y, de paso embotarnos el tarro-. "Mutatis mutandis" algo así como los regalos, repletos de exégesis que nos hacen los encargados de describir las procesiones de Semana Santa, especialistas en hacer aborrecer la Historia del Arte, incluso a mí. Misturando hechos históricos comprobados con hechos de fé ( ), dando la misma relevancia al año en que Salzillo esculpió la imagen y al tamaño del diámetro del pozo en que la Samaritana ofreció agua a Jesús. Pero el caso es que no paren de hablar -sí, como los charlatanes de feria-, igualiño.

Hace algún tiempo que se nos quiere hacer ver que las relaciones entre países en foros tan selectos como por ejemplo la ONU, dependen de la afectividad personal que representan/escenifican los líderes. Los modernos arúspices interpretan datos esenciales como lo largo que resulta un apretón de manos entre los dirigentes, que en caso de guiñarse un ojo, dictaminarán a favor de sus pueblos, -"cosa rara" título de otra ópera-. He dicho dirgentes consciente de lo abtruso que es el modo de llamar a los "representantes de comercio" de los diferentes países. Se quieren dotar de importancia y hemos estar de acuerdo con Mario Perniola el cual dice que en tales reuniones es dificil saltarse el guión. De pasar algo gozoso sería un encuentro sexual entre ellos. Generalmente, los sodomizados somos nosotros. Lo importante es la primacía del protocolo gestual. Ellos van a lo que van.

Igualmente está de moda mostrar entre dignatarios de países afectos personales, muchas veces inmedatamente antes de declararles la guerra o mandarles un bombardeo preventivo. Como si fueran mujeres/hombres amig@s. Qué pensarían uds si la srta Condolezza Rice en un acto de estos les tendiera la mano y mostrara una sonrisa cómplice?. Supe que el destino de Yassir Arafat estaba escrito cuando lo ví de la mano de Bush. También se da la mano Putin con Merkel y con Ahmadineyad, Moratinos con Abu Mazen en lo que parece una proclama de amor universal, una gran fiesta homo, hétero y bi SEXUAL. Berlusconi siempre elige de pareja a Sarkozy. ¿Guardará el dato alguna relación con la guerra franco-prusiana?. ¿Tendrá alguna relación con la constatada fidelidad del macho latino?.

El rizo se riza, , convirtiendose como dice alguno en bucle. Cuando Carma Chacón se inclina flexionado ligeramente las rodillas para ver, personalmente -ipsorum- el ataúd demuestra en que lo fuerte de su curriculum es, fue y será la opurtunidad necia. Pero el paroxismo llega cuando Zapatero a su lado, para no ser menos le lanza un beso...a alguien que no conoció, pero que era un servidor del Estado. Yo en eso veo una falta de respeto ante la muerte. Aparte que el hijo del brigada se refería a "hacer" otra cosa. Vamos creo.

PD.- Aunque resulte dificil de creer, la elaboración de este modesto blog requiere un vasto elenco de profesionales. Esperaba adjuntar la foto que Blais Pascual, uno de nuestros paparazzi me traería. Viendola constato que "questo non e vêro, MA e bene trovato", o no?.

Para que vean que no estoy muy loco, lean esto, publicado en El Pais el 5-X donde corroboran que los gestos son esenciales para "entender" la política mundial:

Gesticulación europea
La minicumbre económica convocada por Sarkozy acaba sin plan de rescate
05/10/2008



La cumbre de los cuatro miembros europeos del G-8 no concluyó con ningún acuerdo de importancia sobre cómo afrontar la crisis que, iniciada en Estados Unidos, afecta a la totalidad del sistema financiero mundial. Como otras iniciativas del presidente Sarkozy, también en esta reunión precipitada pareció pesar más la escenificación que la eficacia. Los presidentes y jefes de Gobierno de Francia, Reino Unido, Alemania e Italia, quienes estuvieron acompañados en la cumbre por los máximos responsables de la Comisión, del Banco Central Europeo y el Eurogrupo, se comprometieron a apoyar a las entidades bancarias y financieras en peligro, pero remitieron a los Gobiernos de los Veintisiete los mecanismos y modalidades para concretar este apoyo.


No se comprende bien la necesidad de que la presidencia francesa de la UE prescindiera de los procedimientos comunitarios para convocar una reunión de la que, en último extremo, no podían salir grandes acuerdos. Ni las posiciones sobre los planes contra la crisis eran coincidentes entre los participantes ni, por otro lado, los restantes miembros de la Unión hubieran aceptado la constitución de un directorio económico en París.

Tras la improvisación auspiciada por Sarkozy, la esperanza de que la UE cuente con un plan riguroso para afrontar las turbulencias financieras sólo reside en que los ministros de Economía y Finanzas, que se reúnen mañana en Bruselas, preparen adecuadamente unos eventuales acuerdos para el Consejo Europeo del 15 y 16 de octubre. Es en estas citas ajustadas a los procedimientos de toma de decisiones de la UE donde la presidencia francesa tendría que asumir el protagonismo, no en encuentros sin base institucional y que sólo sirven para crear expectativas de antemano condenadas al fracaso.

El problema al que se enfrentan los Veintisiete sigue siendo el mismo que antes de la cita de ayer: la UE necesita de un diagnóstico consensuado sobre la situación para, partiendo de él, fijar las prioridades dirigidas a combatir y atenuar los efectos de la crisis. Ideas como las de "sentar las bases de un capitalismo empresarial y no especulador", según declaró Sarkozy al término de la reunión, constituyen, sin duda, la expresión de unos inmejorables propósitos. Pero por el momento sólo se trata de adoptar medidas para que las dificultades del sistema financiero norteamericano no arrastren al europeo.

1 comentario:

  1. Bueno, puedo aguantar a un político corrupto o inútil o incluso a un dictador como Aznar, pero es que el pomposo ignorante y tontolaba éste ya me toca los cojnes.
    Si llega a ser mi padre el que está en la caja, lo primero sería llevarmelo y prohibir que al entierro entren políticos.
    Y si veo al Zapatero, tirandole un beso al ataud como si fuera una folklorica en el balcón tirándole un beso a su machaca, directamente le parto la boca.
    Mecago en Dios, ya no se respeta nada en este puto país.

    ResponderEliminar