Páginas vistas en total

miércoles, 12 de octubre de 2011







Se ha cuestionado estos días con motivo del pasamento del joven jefe cuál era la verdadera iconología del logotipo de Apple.
En medio surgió la explicación a la que tiende el norteamericano medio: la manzana representa a la gran manzana de NY y al verla mordida es que consiguieron meterle un bocado (se supone que financiero) un gran bocado... sin duda alguna. Esto es la literalidad. Yo respeto más a la imaginación de Jobs. Y la imaginación suele caminar por topos clásicos, y yo deso sé algo, y no hallándose Erwin Panofski ni su discípulo Serafín Moralejo subrayo el algo, un poco.
Jobs era especialista en diseño emocional. Diseñaba artilugios que nos gustaran. Me niego a entender que fuera una fruta que alguien se había olvidado mordisqueada en aquel mítico garaje. Creo que fue buscando la transcendencia, el punto final, la obra de arte propiamente dicha que desde la aprente sencillez nos transporta a lo universal.


Este fue el primer logo de Apple. Sin duda alguna, una de las mas famosas manzanas en la civilización occiental es la de Isaac Newton, la cual amenaza con desprenderse sobre su cabeza. Newton era también un genio que se comía el coco con lo que a nadie se le ocurriría porque hay que ver los lustros que la gente llevaba tiempo mirando la caída de las frutas, especialmente las manzanas, pero a nadie se le ocurrió, en su sano juício formular la Ley de Gravitación Universal. La gente trabajadora no está para tonterías.
Otra manzana imprescindible para entender nuestra civiización es la que Eva ofreció a Adan, el cual con su mordisco nos sumió en este valle de lágrimas, en el que ganamos el pan con el sudor de la frente. Era la manzana fruto del arbol del conocimiento, aquel que había vetado Yahve. Esto es común a los dioses, a los cuales no mola que seamos muy leídos.
Y no cabe duda que Steve Jobs ideó chismes con los cuales la transmisión del conocimiento puede alcanzar cotas inimaginables...pero también puede quedar en la categoría de expectativa, pero esto es un riesgo que también surgió con la imprenta.
Esta primicia -o lo que sea- se la dedico a él. Se la había merecido

No hay comentarios:

Publicar un comentario