Páginas vistas en total

miércoles, 16 de noviembre de 2011

Nomen-clatura oficial

Me refiero a como el poder establecido ridiculiza a los que no comulgan. Es un hecho viejo, histórico, ya en Roma, donde el trepa Constantino siempre trató a su opositor Majencio como "usurpador", ni que él no lo fuera. Voy entendiendo con el paso del tiempo que es una ardua labor definir qué es un terrorista, en qué terreno lo podemos situar, porque todo es cuestión de bandos. Es la guerra.
Hoy por hoy tenemos reciente que si bien el régimen de Gadafi supuestamente amparaba el terrorismo internacional, sin lugar a duda ninguna el murió a manos de cobardes carniceros. Murió con mal sabor de boca porque llevaba meses recibiendo noticias de cientos de niños muertos por bombardeos de la humanitaria alianza. No sé el alto grado de humanitari@ que alcanzaron, pero de lo que no cabe duda es que son radicales cabrones. Auténticos y fehacientes terroristas. Y aún el jefe (de los terroristas) Rasmussen dice que fue un éxito lo de Libia...sepulcros blanqueados. Hipócritas !!.

Nombrar las cosas era un dilema importante ya en el Antiguo Egipto, sabían que lo que no se nombra no existe.... y eso sigue siendo. O mal llamar por ridículos motes, distorsiona.
En eso las Fuerzas de Seguridad del Estado sabían lo que hacían cuando apodaron a un pistolero como "Tcheroki"... un indi0. Equivalía a decir que su pistola era de fogueo, o de agua. Lo de que lo pillaran con unos gramos de costo es ya cómico, de risa.

Pero hoy quería hablar de otros llamados "terroristas", los de las FARC. Como saben eligieron a un líder llamado Timoshenko, ¡qué mote! que viene a sustituir al caído en combate "Alonso Cano". Nombres pintorescos al menos.

No se oye que tras Timoshenko lo que hay es un médico cardiólogo, y tras Alonso Cano había un afamado antropólogo. Ambos personas con un status social confortable, a la que renunciaron conscientemente para irse una larga temporada de camping.

Algo los motivó. Y el amor a la verdad late en el trasfondo de esta humilde reflexión. La muerte no es el final del camino.

No hay comentarios:

Publicar un comentario