Páginas vistas en total

martes, 15 de noviembre de 2011

Nos están zurrando -égloga en prosa-

No es casual que los países en que la revuelta plutocrática ha triunfado sean los que ostentan la paternidad de nuestra cultura, la cual como saben es greco-latina.
Miren lo de Grecia fue como lo de Gadafi. Nos contaron de que estaban muy mal, que había falseado sus cuentas, momento que aprovecharon los ejecutivos de Goldman Sachs para coger las de Villadiego, que los griegos eran unos vagos consumados, vividores ...y nos lo creímos, sólo les falta componer versos para ser genuínos haraganes.
En lugar de poner nuestras barbas a remojo repetíamos mecánicamente como estúpidos "nosotros no somos igual". Y ciertamente no somos igual, los griegos siempre podrán hipotecar los derechos de reproducción en calendarios, posters, etc de la obra de Ictino y Calícrates que algunos sostienen tiene su origen en un majestuoso monumento a una tal Atenea Partenos, el cual contaba con la efigie de la susodicha, realizada por aquel que no fue superado, FIDIAS, pero al que su genio no libró de morir, premonitoriamente pues, sufriendo ostracismo por que no cuadraban las cuentas de la polis.
Y dejando esas pajas históricas, hemos de admitir que nosotros actuamos exactamente igual con los Fondos FEDER, con los llamados "incentivos económicos de la Unión" que creímos - Felipe González lo voceaba- que era una dádiva, que eran nuestra salvación. Nadie remarcó que no eran dádivas a fondo perdido. Eran préstamos -como ahora los "rescates"- que había que devolver, con sus correspondientes intereses.
Yo oí a muchos paisanos míos decir que ganaban más con la subvención que daba Europa por levantar los viñedos que vendiendo las uvas. En esto denotábamos una clarividencia como la de la teipa (topo), que como es sabido hizo un ventajoso trueque "cambió los ojos por el rabo", sabiduría popular de la cual me dió noticia Paco de Coto, mi padre, de feliz y perpetua memoria.
De lo de Italia prima di tutto decir que lo que se dice tiffosi, tiffosi de Silvio no fui nunca. Se me escapa la razón por la que ganó tres elecciones, pero las ganó y esto lo legitimaba en el poder.
La revuelta plutocrática de la que hablaba le movió la silla no sólo al volubile Silvio Berlusconi, sino también a su homólogo griego Yorgos Papandreu. Y pusieron en su lugar a Mario Monti y a Lucas Papademos. Ambos tuvieron altas responsabilidades en el Banco Central Europeo ¡qué casualidad!. Sonde la familia. Igual que RubalRajoy, igual que todos los que conservan un poder, aunque son conscientes que ha de ser pequeñito y cada vez amenaza con seguir mermando más. Pero ya se sabe "en el país de los ciegos, el tuerto es rey". Y ellos farolean con que, con ellos sí, se van a oir las reivindicaciones del pueblo español.

Banqueros, vil razza dannata. esta expresión no es mía. Sin entenderla pero presumiendo que

debe de ser algo terrible, la copio/pego, teniendo el copy el famoso bufón Rigoletto al cual, temo, todos

estamos destinados a imitar .

Nos mean y felices proclamamos que llueve.

No hay comentarios:

Publicar un comentario