Páginas vistas en total

lunes, 23 de enero de 2012

Megaupload. Un asunto tenebroso

Leyendo el título el lector se percata de que leí a H de Balzac, impresión que se puede desdibujar leyendo lo que sigue. Pero es lo que tiene esto, que crea dudas.

Pienso que se adapta perfectamente el nombre Megaupload bien a la personalidad de su autor, el orondo y poco amigo de la comida sana Kim Schmitz alias Kim Dotcom llamado así cuando la Fortuna no lo había abandonado, pero sus gustos ya lo delataban, como suelen delatar a los megaricos con el chollo de Internet. Recuerdo un surafricano que se pagó un pasaje al espacio, porque no sabía en que gastarse el dinero. Pero al que nadie pensó en encarcelarlo por eso. Pero en este caso vuelve a asomar la estricta moral calvinista que siempre que "algo" se siente perjudicado por "alguien" se aparece.

Esta vez se aparecieron acompañados del "Derecho de Autor" que claman que sus arcas perdieron de ingresar (algo así como el Mos Maiorum  contemporáneo) cientos de millones de dólares. En nuestro país recién comprobamos lo deslizante del asunto con el affaire SGAE- Teddy Bautista.


Pienso que esto de los derechos de autor es un asunto un tanto escabroso, que a mí se me escapa. Como buen lego, huyo de los latines.


Dejando constancia de eso me asombro de que se hable de "acción criminal terrorista".


Para mí es un hombre del sistema, al que llegó desde la oposición (a los 15 años ya fue acusado de hacker), que no es sin duda diferente de los miles que mediante estratagemas diversas aprovechan sus saberes para palear en Internet, haciendose totalmente los impunes bajo máscaras de aparente formalidad -un hosting p ej-.

No hay comentarios:

Publicar un comentario