Páginas vistas en total

miércoles, 12 de septiembre de 2012

De la tristeza hacia el independentismo.



Desde Suetonio y sus “Vidas de los doce Césares” es fácil hacerse el original. Compara, establece paralelismos tanto en el campo de batalla como en el orden moral. Y el popurri es total si añadimos a Eginardo que llevó el paralelismo de los Césares hasta la corte carolingia de Aquisgrán. Cualquiera podía o puede ser César. Y es cierto, sólo hay que ser un poquillo hijoputa …y saber Derecho Romano.

Paralelamente en el mundo actual las cosas más peregrinas  parece que respondieran a una afinidad, a un guión prefijado. El guión que si se sigue al pié de la letra nos garantiza la felicidad, aunque sea a costa de dotarnos de encefalograma plano. Homogeneidad, isocefalia mental. Los términos de la Historia del Arte me flashean. Me siguen flasheando…son recuerdos de una vda maravillosa.

Acaso no es comparable la tristeza de unos padres por no poder dar de comer a sus hijos, por no poderlos estudiar, con la tristeza de CR7, ese ser galáctico que vive con sus compañeros fuera de la atmósfera terrestre, no necesita oxígeno. Curiosamente para llegar a ese Olimpo no tuvieron que estudiar, esforzarse: viven de esos organismos de escándalo con que los dotó la naturaleza. Nada más. Por eso suponerle un alma que se pueda entristecer, puede hacersele mucho. La gente del deporte no se anda con rollos:  corren, regatean, chutan y celebran, tienen novias impresionantes y punto.

Y el estar triste CR7 tene que ver con las imcompresión que, en España se siente hacia Catalonia. El pistoletazo de salida lo dio el Maragall poeta, con su salmodia de “escolta españa a este figlio que te parla en la lingoa llana”. Pero esta relación filial que mantuvieron con denuedo mientras perseguían la situación ventajosa comercialmente que consiguieron para vender sus telas, en régimen de monopolio en el estado español, también eran españoles cuando a lo largo de la costa, de TODA  la costa española establecieron sus conserveras. De aquellas eran españoles. Ahora con la que está cayendo pierden el culo por un idílico y utópico régimen fiscal autónomo. Ya está bien de ser solidarios!!. Es el momento de romper la relación filial, sis plau. Y ocasiones tuvieron, pero antes tenían que  expoliar toda la pintura Románica Española, pero lo que no conseguisteis es un Camino Catalán a Santiago. No lo hubo. No fuisteis siempre igual de poderosos…como todos los pueblos. Oh Fortuna, velut luna.

Pero de consumarse la escisión, se plantearía un dilema. Según mis pocas luces no tendría xeito -expresión gallega intraducible- que la Federación ESPAÑOLA de fútbol, se abriera a que participaran el Lérida, el Español, el Palamós y el Barça que como hoy dice el Rosell no es un negocio…..es un sentimiento, es “mes que un club”, patrocinado por el progresista emirato de Qatar, que tanto protagonismo está adquiriendo en los acontecimientos actuales.

 Pasó desapercibida la visita de Shaquira y Gerard hicieron como iconos propagandísticos a Israel, prometiéndose amistad para siempre. Y ya se sabe los privilegios de que gozan los amigos de Israel. Véanse las visitas que hacen …LOS CANDIDATOS A PRESIDIR LOS USA!!. Algo quiere decir, aunque no sepa muy bien el qué.

Y es que en el mundo hay mucha incomprensión, leo hoy en El País las reflexiones del patidifuso JON LEE ANDERSON el cual sigue preguntándose por qué todo el mundo odia EEUU, si ellos todo lo hacen por la libertad de los pueblos. En un principio se dijo que los fieles a Gadafi habían atacado la embajada norteamericana en Bengazzi provocando la muerte de 4 norteamericanos, el embajador entre ellos, Christopher Stevens, Cris para los del CNT con los que tanto colaboró para derrocar al sátrapa Gadafi. En el CNT también había peligrosos salafistas, que fueron quienes lo mataron...pero la culpa se le sigue echando al coronel, que cometería errores, pero tenía claro que hay ramas del Islám que pueden resultar “conflictivas”.

La culpa?. De Pandora, USA sólo interviene para liberar. Pero  a veces donde las dan, las toman.

He dicho.

No hay comentarios:

Publicar un comentario