Páginas vistas en total

domingo, 30 de septiembre de 2012

Soy de Lugo, pero...lo negaría

Tengo verguenza, vergoña. Y eso que habla de nosotros El País en la sección de nobleza cuestionada de "Política".

Vemos en que terminó la orgía del Arde Lucus, generosamente patrocinado por algunos de los implicados. Siempre pensé que es importante  saber dónde vivimos... y aceptarlo. Siendo casi el Fin del Mundo a mí me chocaba la descomunal importancia que llegó a tener el campamento de Caius Antistius Vetius en los tiempos de Roma, casi la segunda Roma, y que devino, 2000 años después en una comunidad que sólo edita 1UN1 periódico. Bueno, pero un periódico. Excepcional pero UNO.  El Progreso se llama.

Alguno de los implicados, devenidos en augures económicos, exponían con serenidad que era fácil para Lugo parangonarse con A Coruña: Bastaba construir más centros comerciales.

 Yo veía bajo estos argumentos que buscaban prostituir el pensamiento, y ciertamente lo buscaban, y parcialmente lo consiguieron. Pero dos jóvenes jueces descoyuntaron el invento. Bueno, en eso andan.

Y nos sorprenderán. Seguro

No hay comentarios:

Publicar un comentario