Páginas vistas en total

domingo, 21 de octubre de 2012

Faltas....

No tengo que ocultarme. Soy curioso.

Tengo el PC pegado a la ventana y cuando noto que alguien pasa miro, inspecciono, hago fichas, clasifico, encuadro. Pero mi voyeurismo es científico. Todos los pervertidos nos excusamos en eso.

Llevo sin ver hace una semana a Raúl, tampoco me llama. Noto su ausencia. Raúl es mi vecino, siempre fuimos vecinos. Aunque cuesta ver al hoy pelado por la quimio o por la radioterapia el efebo de antaño, con abundante melena rubia e hipnópticos ojos azules. Está más delgado y se apoya en un bastón. Bueno, el paso del tiempo nos afecta a todos. La "incuria del paso del tiempo" de la que se quejan los monumentos en Toledo.

Un día tomamos un café, aquí en el barrio. Casualmente ayer volví al mismo bar, y como sabía que él estaba mucho allí, pregunté por él. Murió, hace dos días. Sin comentarios, ya no vive, se acabó. A mí me reconfortó mucho el haberle ayudado en algunas cosas pericolosas, ilícitas of course.

Y tengo el recuerdo de su adolescencia, porque durante años no tuve contacto visual, porque Raúl se hizo capitán de la Marina Mercante, y anduvo surcando los mares. Ciertamente cuando lo ví mucho por aquí, me cheiraba algo malo.

También le cheiraba a él que un día, en el centro apareció orgulloso con una camisa, aparentemente de orquesta. Pero fijándose tenía finos bordados. Se la diera SALVAMENTO MARÍTIMO porque salvó vidas y buques. Él también se arriesgara por ayudar.

Hace un tiempo también muriera su compañera Carmen. Ahora están juntos, y nunca perderán la "la_gracia del_mar". No borraré sus teléfonos, a lo mejor les llamo un día...si hay cobertura.


No hay comentarios:

Publicar un comentario