Páginas vistas en total

jueves, 14 de marzo de 2013

Su Santidad Francisco I

Nunca se me aclarará lo pasado entre el Edicto de Milán (313) bajo Constantino y el Edicto de Tsalónica (380) bajo Teodosio. Se podría hacer un triángulo metiendo la persecución de Decio en el 250 y  la lapidación de Hipatia a fines del s IV.

Nunca entenderé porque se eligió Roma como sede del Pontífice. PONT MAX era el Emperador que hacía gala de ser el pontefecit (el hacedor de puentes) máximo. Y esto adquiría especial significado para atemorizados habitantes de las issolas, en las más prosaicas charcas, atestadas de palafitos. Fue ahí donde empezó todo. Alrededor del mundo.

Nunca entenderé que usen el latín como lengua vernácula,  y no el arameo.

Resulta paradójico, salvo que consideremos que la Iglesia es la legítima heredera de la pagana Roma. Eso explicaría muchas cosas. Fue una de las primeras grandes transiciones, o deberíamos decir TRANSACCIONES?. Los mártires debieron de sentirse abandonados, traicionados.  Seguirán portando la palma martirial.

Pero quiero hablar como Cristiano -o seguidor de Xto- y desearle a SS Francesco I que tenga a los pobres y marginados presentes...como "El Ungido". Sin hacer preguntas.


Que haga el bien, lo cual no dudo que lo hará, porque dónde hacerlo hay. Ya hace siglos que dejaron de encabezar los ejércitos Cruzados.

Es la primera vez que tengo este piadoso anhelo. Y lo publico. Me desnudo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario