Páginas vistas en total

jueves, 2 de mayo de 2013

No era una cuestion de Excel, era de lógica.

Ya llevo tiempo escuchando la tontería. Un  estudiante de 29 años de percata de que toda la tenderetada en la que se ha converrtido la política económica mundial parte de una premisa falsa. Merkel es la campeona, pero lo suyo es la Química Orgánica, y nadie parece reparar en ello. Se excusan en que un trimestre impartió en el insti clases de Economía, pero es que era afín.

En definitiva: Buscan disimular la autoría de sus crímenes, dandoles una pátina de academicismo. Pero no tienen ni puta de lo que les compete.

El saber tiene algo de arma siniestra. Piensen en el Derecho, si en algo conciden todos los políticos es en que tienen doctorados cum laude en zafarse, escabullirse, escaquearse y para eso es muy práctico conocer las legislación. Si la conociéramos comprenderíamos que es posible estar en un consejo de dirección, firmar las cuentas y no ser consciente de lo que eso significa. Hay que huir de simplismos.

Pero para el que no sepa,...Qué es Excel?

O la imbecilidad de la teminología anglosajona, sin la cual pudieron vivir perfectamente  nuestros filósofos y sabios.

 Excel es un programa -informático of course, el nuevo dios- destinado a suprimir nuestros seculares libros de cuentas, nuestros ábacos.

Al lector  atento no se le escapará que si hablamos de suprimir o sustituir es usar terminología bélica.... hay guerra ¿a alguien se le había escapado?. La Guerra Sutilísima del S XXI. Sin batallas, pero hay guerra. Toda la infomación está adulterada, tergiversada.

Porque el catedrático de Economía sevillano Juan Torres López   siempre  defendió que esta política nos defenestraría, conducía irremediablemente a la ruína. Me sorprendió sobremanera que el intelectual Xosé Luis Franco Grande se opusiera a las teorías del sevillano. Los paniaguados del Sistema. Nunca  olvidaré la comparación que hizo un académico entre la polémica construcción del Gaiás y un supuesto debate sobre el uso de edificio que en tiempos  de Diego Peláez, en el siglo XI estaba iniciándose.  Ellos, que dos siglos atrás descubrieron una tumba de mármol que necesariamente contenía no sólo al apóstol Santiago,  sino también a sus discípulos Atanasio y Teodoro....algo propio de CSI,sin existir este.

Lo dicho: estamos en guerra. La contienda afecta a la lógica...malo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario