Páginas vistas en total

jueves, 5 de diciembre de 2013

Ferdinandus, Ataulfi filii

Lleva dos días  callado y la onda inspirativa que esperaba no llegó. Y hay que despedirlo, dejarlo marchar. No esperen una emocionada hagiografía...no la pretendo. Es un borrón que provocan en la tinta mis lágrimas, una  chambonada cursi pero que aspira a ser considerada "honestamente sensible".

Yo siempre quise ir, con mi clase y mis compis, de invitado a "Clásicos Populares". Pero no nos llamaron...y a este  paso iremos con andador, pero emitiendo luz desde  nuestra sonrisa, desde nuestros ojos, que casi irradian fuego destructor.

Tenía el finado  facilidad para transformar las matemáticas e incomprensibles partituras en sensibles y triturados discursos  poéticos, comprensibles especialmente para los niñ@s. Se palpaba su felicidad a borbotones....los niñ@s siempre dan.

Porque desde que descubrí la música me hice mejor persona, en que hubiera devenido de conocerla desde la infancia?. He ahí la cuestión.

Ferdinandus, STTL. Ciao

No hay comentarios:

Publicar un comentario