Páginas vistas en total

lunes, 4 de abril de 2016

HABLÓ EL HACADÉMICO







Pienso que las desafortunadas declaraciones del Ilustrísimo y Sapientísimo Sr de Azúa se quitaron de contexto. Esto siempre se dice pero en este  caso  son verdaderas declaraciones  de hostilidades. Es un mortal que defiende su plato de sopa. Habla como fundador de esa cosa viscoelástica que es Ciudadanos. Habla con un cierto sentido comercial, de arrimar el ascua a su sardina. No habla de la Feliz Arcadia, que es el lugar de lo Académico.  Los que no valemos para otra cosa siempre tenemos las manos sucias  y la muda sudada.



Eso sí, DISFRAZADO de alto intelectual. Un nuevo Lic. Vidriera. Hablaba de cosas materiales, de reparto del pastel del PODER. Las élites piensan  que éste les pertenece, que el mismo dios se lo cedió para que lo conserven. Cosa de la cual no aparece el soporte documental, JO !!. Hay que tener fe.



No tienen muy asumido el mandato democrático, y eso sería anormal siendo Español@s. La Historia nos lastra, pero es nuestra Historia y en ella no podemos influir. Otra cosa es el presente, éste lo podemos escribir CONSENSUADAMENTE, el cambio está en nuestras manos. Pero nos hacemos  los remolones,  nos  falta práctica. Llevamos cien días de Gobierno provisional, tiempo  que aprovechan para seguir chingando. Qué vulgar soy!!!.




Hay que elegir al mejor sea lo que sea, haga lo que haga para ganarse la vida HONRADAMENTE, vendedoras de peixe incluídas. Ya estamos fartos de que nos roben seres trajeados y con buena verborrea y, en general, con buenas maneras.




Y lo digo yo, ejemplar único de ferrallista-medievalista. Y de ambas aprendí. Sobre todo que de los humildes recibí palos, pero nada comparado con los atracos a los que me sometieron venerables y engominados caballeros con coches de gama alta y aspecto impoluto, como en tiempos de Rinconete y Cortadillo, o del mismo Don Pablos. Nada nuevo sub solis, piensen en lo que significa subterráneo, es lo mismo.



Y para terminar les pido bajo promesa que no confundan este saber datos mío con mi supuesta cultura, que no tiene nada que ver. Yo tengo datos en mi disco duro que regurgito cuando algo lo provoca. La Historia se repite, y mi misión es subrayarlo. La misión no es divina, es desvarío de viejo. Me llaman El Laocoonte Lucense.




PD: No soy de Ciudadanos

No hay comentarios:

Publicar un comentario