Páginas vistas en total

sábado, 1 de octubre de 2016

Francia por Prósper Merimèe jr.



Recién llegué ayer de la silenciosa Francia, (y no me refiero al silencio abacial de Moissac o Conques donde éste se vuelve transcendencia) y ya llegué a España, al desarrollo, y se nota. Seis noches con sus días en silencio y llego aquí y me despiertan unos tipos taladrando la fachada y dicen que son de R, o Jazztel, una autoridad desconocida para mí pero que debe tener autorictas para defender a éstos que violan impunemente mi intimidad, lo cual es sagrado y delictivo. Cierto; estoy bajo la jurisdicción española donde el dinero lo mueve todo, donde sigue siendo poderoso caballero, no la voluntad de la gente; lo que demuestra que no fue en vano el haber hecho una Revolución, allá por 1789...vamos, pienso yo. Quizá tenga algo que ver.


Ya vi que estaban muy subdesarrollados estos franceses a las primeras de cambio pues siguen teniendo árboles flanqueando la carretera como nosotros hace decenios. Buscan el fresco, la sombra, como los peces en la fuente del monasterio de Samos, como las vacas en un campo. No conocen el climatizador... no les llegó el desarrollo. Que atraso!!!. La vegetación domina el paisaje, tanto urbano como rural, asilvestrándolo. No vi una sola desbrozadora, signo de nuestro desarrollado cybermundo ruidoso.


Otro aspecto indicativo de su atraso es que no renuevan la flota de coches , de motos, y hasta de bicicletas, lo que quiere decir que no tienen mucho poder adquisitivo. Aquí abundan en nuestras corredoiras los BMWs, Mucha grandeur pero son tan pobres que no tienen para el coulotte. Van, orgullosos, sin coulotte, que es como ir sin calzas. Son unos chauvinistas. Vimos tres “ 4 latas “ y algún “ 2 CV “ de museo, que no atendieron las indicaciones de la DGT sobre la necesaria renovación de la flota.....a fin de hacer descender la siniestrabilidad, ????....que tanto preocupa a nuestros políticos …. allá ellos !!. Los ciclistas no van a la moda, parecen de los años 20 en el tour del tiempo.


Y qué decir del nivel estético??. Los escaparates son cómo eran los nuestros hace 50 años, muy atrasados, pues no conocen el metacrilato aluminizado, ni los nuevos materiales…con los variados lacados. Los bares son auténticas antiguayas vivas, parecen de la II Guerra con pinturas expuestas comprables. Es patente la falta de Escuelas de Diseño. Otro aspecto que corrobora lo dicho es la total falta de expresión personal en la arquitectura de sus pueblos, que parecen esta en un perpetuo deja vù. Todo es homogéneo.


Compramos vino y observamos la pervivencia de los usos feudales...cuando el atento dependiente o glebero empaquetó la compra y se encaminó al coche. Inaudito.


Para rematar....el concierto hippie de órgano, el no va más. Un gentìo
esperábamos ante el famoso tímpano de Conques cuando nos pareció olfatear a DROGA, signo premonitorio de lo que había de pasar....una pasada ! !. Donde nosotros nos figurábamos un serio premonstratense versado y empapado en Bach y Buxtehude que nos deleitara con un repertorio clásico, cosa que pensamos sería buena cosa aparentar; ser gente culta en aquel país extraño y lleno de rústicos presumidos. Nuestro gozo en un pozo... empezó con Procol Harum y siguió con the house más famosa in New Orleans. Reconocí esta última por mi extenso bagaje musical....pero no sonaba mal y nuestra imaginación voló, inopinadamente, a los relieves de S. Pedro de Moissac. Nos venció el sentimiento de irrealidad.....sin drogas. Aquello era mucho pal body.




Ya estoy terminando y constato la penúltima apreciación objetiva, pues allí no se usa eso del tomar algo para mear, u otra necesidad, algo muy ibérico. Ellos lo sustituyen por unos asépticos e impersonales Servicios Públicos Autolimpiantes, otra cosa que nos retrotrae 50 años. También aquí los había, pero … menos mal que ingresamos a tiempo en la UE!!!.




Estos franceses no entendieron en el siglo XIX lo de Fernando VII al cual recibimos, todo su entusiasta pueblo, al grito de que vivan las caenas!, lo cual dicho así, puede dar lugar a malentendidos. No se pueden descontextualizar las cosas, como hemos visto últimamente en la definición de corrupción. Menos mal que el partido Albert Rivera, ese chico tan majo, puso las cosas claras: la corrupción es consustancial al género humano, los niños corrompen y prevarican, hasta los perros, pero estos no son humanos. Podemos concluir que todo es corrupción.




Sí todo es corrupción no podemos condenar a los políticos que viven entre nosotros. Ellos hacen lo que cualquiera haría. CAUSA FINITA.



Intuyo que, por la misma distorsión, que dentro de mi mismo país no se entienda lo del taumaturgo Feijoo porque los gallegos tenemos una manera muy diferente de pensar: o sentidiño. Gústanos ter os pés na terra...ou en calquer outro planeta, do que nos conten maravillas.


Cerca de la frontera, no subimos del Aveyron, vimos las dos primeras vacas de leche. Todo el resto de las que vimos, y fueron cientos, eran de carne autóctonas. Pero claro en leche tendríamos tanto que decirles...



Pero no quiero hacer sangre. Traté de ser objetivo en la descripción de mi periplo por la Galia.



Y esto es así por la guapa chica de la boulangerie de Bayonna, que era impresionante. Espero que no lea esto.




                                 

No hay comentarios:

Publicar un comentario