Páginas vistas en total

viernes, 8 de febrero de 2008

USA

Vemos que el paso del tiempo testifica que nuestros juícios a veces son errados. Pero es importante reconocerlo. Rectificar es de sabios.

El tema tiene que ver con la coincidencia de que las elecciones de los EE.UU y las de España coincidan...mutatis mutandis. Tiene uno por tanto capacidad para evaluar las diferencias a grosso modo. Por cariño a mis amigos para los que siempre simplificaré.

La primera gran divergencia tiene que ver con la nula capacidad cognoscitiva que nos presumen nuestros próceres. A diferencia del discurso de allí, aquí los políticos actuando de "demiurgos" nos piden el voto ...porque el oponente hizo o dejó de hacer tal cosa...ergo es malo. Por tanto le debemos votar a él. Es un silogismo predestinado. Ellos lo hacen por nosotros que no tenemos ojos, ni oídos, ni cerebro. En USA el candidato presenta de la forma más atractiva que considera su Programa, respetando la capacidad de decisión del ciudadano, que pondrá en una balanza sus más y sus menos, sus filias y sus fobias. Y a veces eligen a gente de la altura de George Bush jr. En los USA cada candidato va a lo suyo. Y entiendo que en esta concepción influye la fecha de 1776. Es una cuestión de lógica. Puedo decir que su sistema tiene aroma de reserva.

Hoy estoy apresurado porque a las 12 horas voy a asistir a la primera consagación de un obispo en mi vida a la cual asistirán múltiples iguales y hasta un representante del Vaticano, lo cual es notorio porque lleva colgada la bandera del Vaticano varios días en el balcón del Palacio Arzobispal. Recuerdo con cierta nostalgia los tiempos medievales.

Aparte no quiero sentar cátedra sobre el tema que me ocupa, y para demostrarlo voy poner otro ejemplo que será el último, y así uds pensarán...El detonante de la noticia es que un candidato Republicano anunciaba su retirada de una puja que le había costado 35 millions of dolars. No es cantidad astronómica si se tiene en cuenta que se subastaba la Presidencia de los Estados Unidos de Norteamérica. Repito, había financiado parte de la campaña con su erario personal. Inaudito. Al día siguiente Hillary y Obama anuncian que reforzarán sus campañas con 5 millions of dolars cada uno. Es decir, ¿cómo se sufragan las campañas?. Con donaciones de particulares -de los cuales publican listas- y con los recursos propios. Todo el mundo vería lógico que de salir alguno de estos particulares, que pueden tener empresas, se vieran beneficiados por algún contrato estatal. Aquí paga todo el estado porque zomos piztonudos. Y claro las contratas son para los amigos. El dinero no es lo más importante.


Es imposible no acordarse del modus operandi cartaginés y romano. Para comenzar una aventura política o militar, lo primero era financiarse. Si no acuerdense de Julio Cesar y sus amigos gaditanos y banqueros los Balbo. Si triunfaban sería lícito que recuperaran la inversión. Si perdían era cosa de ellos. Un militar exponía en el Senado una campaña militar que por supuesto él sufragaría. Si triunfaba Roma compartía los laureles, si perdían solían quitarse la vida en el propio campo de batalla. Tenían sentido del ridículo (y de la ruína). ¿Y porqué termino siempre hablando de romanos?. Non capisco niente

2 comentarios:

  1. é que os romanos son coma un espello suxo: vémonos neles, pero mal, con distorsións...

    Proba a falar de romanas (xa sabes, ese tipo de básculas semellante á que levan as representacións da xustiza...

    ResponderEliminar
  2. é que os romanos son coma un espello suxo: vémonos neles, pero mal, con distorsións...

    Proba a falar de romanas (xa sabes, ese tipo de básculas semellante á que levan as representacións da xustiza...

    ResponderEliminar