Páginas vistas en total

jueves, 22 de enero de 2009

Una de indios y vaqueros que antes fueron indios.

Estoy atravesando un período de crisis. Bienvenida sea, aunque aún no soy marxista, pues siempre me sentí más próximo a los postulados de Buster Keaton, entiendo que la crisis es positiva para el pensamiento, ¡viva Hegel!. Pensar es cosa que entiendo que alguien -los hombres de praxis- vea algo engorrosa y prefiera evitar eso de comerse el coco. La gente que no-piensa así, suele ser muy lista. Suele ser gente que vale mucho, y que llegará alto... Pese a todo, es necesario pensar y recapacitar. Sabiendo de antemano que no va a valer para nada Veo, un poco alucinado, como carcomidos hechos históricos se entremezclan con la tozuda y trágica cotidiana vida, que es en la que vivimos y morimos. Por eso se llama vida. Y dejan constancia que la historia dista mucho de ser un saber muerto, o acabado.



Cubriendo la información sobre la marcha de ayer, día 18 de Xaneiro, en solidaridad con el pueblo Palestino que tuvo lugar en Santiago de Compostela, los medios tienen, según sus respetadas preferencias ideológicas, una percepción distinta del hecho, lo que hemos de aceptar jovialmente como inocentes trastadas. Parece que cada uno cuenta una historia, que no guardan relación alguna entrre sí. Sembrando dudas si fue un acto multitudinario o por el contrario fueron unos cientos, algo marginal. Ése es el verdadero poder de los medios.



Así oímos en el canal oficial de la tele galega que habla de 10000 asistentes, cómputo que coincide con el del diario El País. La Voz de Galicia, poniendo algo de kimé afectivo habla de 15000 asistentes, pero la sorpresa viene cuando yo, que soydelugoynoloniego consulto expectante la prensa local. Esta es sincera, aséptica, es desapasionada, es...local, cutre, pero es lo que hay. Según ella nos juntamos no más de 5000 ingenuos idealistas. Se le ve el plumero, las ansias de no molestar. De despropósito se puede calificar mientras no demuestren lo contrario, por ejemplo que hubo error en los métodos utilizados, entre los cuales sé que estuvo el ábaco...o algún sistema electrónico. Quedarían más diplomáticos. Pues yo hago este post para acusarlos de tendenciosos, lo cual voy a justificar.



No tuve ninguna duda de que al tiempo que los aviones F-16, los tanques Merkava debastaban la franja-ghetto (palabras ambas que designan en orígen realidades geográfico-urbanas, pero los luctuosos hechos tiñen de sangre) con su amplia panoplia de bombas, alguna tan espiritosa como la de fósforo blanco o la más conocida recubierta de uranio empobrecido, siempre tristona, escuadrones de élite formados por periodistas cibernéticos iban a arrasar, en primer término, como en toda guerra, la Verdad. Partiendo de una mentira: Israel se defendía. Por eso muchos de mis conciudadanos, curiosamente los que se creen informar ¡poverellos! en la prensa local miraban extrañados para los que todos los días nos juntábamos frente al Concello. Para ellos teníamos algo de terroristas, pues en la pancarta alguien había escrito algo en árabe. A ellos este detalle era suficiente para justificar sus desconfiadas miradas, urjían a sus hijos a sus faldas. Pues el Mosad ha conseguido que identifiquemos escritura árabe - sí, la de la decoración cúfica del arte islámico- con terrorismo. Mis conciudadanos habían sido captados por la propaganda sionista. Israel tenía derecho de defenderse, razones tendría. Confirmando el éxito de la misión del escuadrón de des-informadores. No olvidemos que en las antiguas piezas de artillería solía aparecer la leyenda "ùltima ratio regis" que quiere decir que la bala que tira el cañón es la última razón del rey, al cual aburren sobremanera las argumentaciones lógicas...¡teorías!. Es obvio que hoy Barack, Bush, Olmert, y la simpática Tzipi sustituyen la arqueopalabra rey. Los cuales son trágicamente consentidos y hasta jaleados por la comunidad internacional, que ha tiempo sutituyò el derecho internacional por tratados comerciales. En este preciso caso de Israel; por tratados comerciales PREFERENTES. Basados en el: pobriños, ¡cuántas pasaron!- y yo no lo niego, pero lo que me enerva es que hayan olvidado-.



Paso a explicar el título que habla de vaqueros que antes fueron indios. Tan sólo hace 70 años. En noviembre de 1938, tuvo lugar un hecho que anticipaba el escenario que se estaba preparando, la Kristallnacht o noche de los cristales rotos. Fue un acto salvaje que se hizo a vista de todos que como en el caso que nos ocupa creyeron elegante mirar para hacia otro lado. Los autores no negaron la barbaridad pero lo calificaron de una algarada inocente, una jovial trastada. Hoy en la tv israelí se bromea sobre el número de niños muertos ..y no pasa nada. ¿Qué dios es el vuestro?. La noche de los cristales rotos era el nombre que iniciaba el pogromo contra los judíos. Entonces los vaqueros eran llamados nazis y los indios judíos polacos, judíos franceses, suizos, alemanes por supuesto, gitanos sin muchas ganas de rumba, republicanos españoles et cétera. Los nazis tenían la certeza científica que todos los que no eran arios eran indios. Indeseables que sólo merecen morir. Pues el mundo era de los arios, que se sabían elegidos. Los israelíes de hoy en día creen lo mismo y frente a quien les invita a presentar las escrituras de propiedad de las tierras que ocupan , ellos presentan ¡¡ La Biblia!!. Ellos creen que Gaza es tierra de serpientes, y no voy a ser yo quien los contradiga, pero son serpientes propietarias.





Tal atrocidad, - que solo unos tenían derecho a existir - que justificaba el holocausto era dicha por un elocuente, enjuto y elegante Joseph Goebbels...que convencía al personal, (hubo grandes mitineros antes que Zapatero). Goebbels se suicidó junto a toda su familia, cuando su dios se olvidó de ellos. Pero su espíritu reapareció y creció junto a aquellos a quien más humilló. Porque la historia del nazismo no se ciñe a 1933-1945. Hubo nazis antes y nazis ahora -aunque tengan otro nombre-. Sabían uds que el padre de Hermann Göering había sido el primero en ver en Africa la utilidad de los, hipòcritamente llamados campos de trabajo?...en la década de 1920, mucho antes que el III Reich les llamara como se merecían: Campos de concentración - también de exterminio pero este título no aparecía, pues podía causar alarma social- que recibían a los inocentes con el macabro arbeiter macht frei "el trabajo os hará libres". Goebbels sobrevive entre los que algún judío mismo definió como nazis sionistas. Sin olvidar que el mundo de You- Tube nos presentó hace unos meses a unos jóvenes judíos nazis agrediendo a otros jóvenes judíos-judíos. A ver tío, explícamelo.



Y como ya está bien de desbarre, vuelvo a hablar cómo la prensa local de aquel año dibujó su realidad, para que ustedes tracen los paralelismos que quieran. Y me remito a la columna que escribió Alejandro Baer en El Pais. El 11-11-2008.



"Se trata de un crimen evidentemente político, fraguado por las organizaciones judías" titulaba, por ejemplo, La Gaceta del Norte el 9 de noviembre. El diario El Pensamiento Navarro titulaba en primera página el 11 de noviembre: "Los judíos envenenan las relaciones entre los pueblos", y describían los ataques como "acciones espontáneas contra los judíos". Respecto a las disposiciones que dicta el Gobierno alemán separando a los judíos de la economía nacional, el diario gallego El Progreso reproducía directamente las fuentes alemanas: "El judaísmo ha logrado acabar con la paciencia del pueblo alemán, siendo ya hora de que se den cuenta de cómo sabe reaccionar contra tales ataques". Ideal, de Granada, titula en portada el 13 de noviembre: "Alemania adopta medidas enérgicas contra los hebreos".



La veracidad y neutralidad de la prensa local estaba, ya de aquellas, fuera de toda duda. Pero podía crear una imagen distorsionada del hecho. Igualiño que ahora.Todo lo que los nazis hicieron a los judíos fue porque éstos los provocaron. Se referían al asesinato de Von Rath, un diplomático alemán a manos de un joven judío, en París. Los nazis también tenían un activo servicio de propaganda. ¿Les suenan las víctimas convertidas en verdugos?. Ahora son los cohetes Qassán. Como ven algunos judíos aprendieron bien la lección, casi diríamos que se la chaparon. Era la última ratio regis. Era el detonante, la justificación que esperaban. Después vinieron millones de muertos.



Como ven y para darles a ustedes excusas remato ensalzando la lengua de Cicerón, de Julio César, y también la de Bruto, amiguísimo suyo que en un rapto pasional, lo apuñaló. ¡Cosas del querer!. Nihil nova rerum sub solis. Desde que el mundo se hizo mayor de edad, podemos constatar fehacientemente que nada nuevo hay bajo el sol.





Y tú cantante ¿para eso estudiaste Historia?

No hay comentarios:

Publicar un comentario