Páginas vistas en total

lunes, 5 de diciembre de 2011

ZarA

Zara/Sara es un nombre bonito, como Sherezade. Tiene encanto, duende...pero esto es generalmente engañoso. "El arte como profilaxis"...es el título de un estudio que algún día elaboraré. E dizer, las acusaciones de esclavismo que llegan desde Brasil no guardan estrecha relación con "Las Mil y Una noches". Son, sin embargo, haz y envés de la misma hoja, que responde al nombre inocuo de capital.
Casualmente conocí a un miembro del equipo jurídico de Zara hace algunos años, cuando aún me cobijaba la Universidad, estaba rodeado de ingenuidad sana, tanto que sus palabras propias del mundo de los negocios me sonaron a algo onírico, irreal, novelesco,...pero no he conseguido olvidarlas, "Ante un pleito Amancio siempre prefiere pagar, pagar lo que sea". Él era un joven apuesto, ciertamente era el miembro de la tuna más apuesto. Y eso había influído en que se fijara en él una bollito que venía a ser hermana de alguien que de aquellas podríamos denominar amigo. Hoy se merecería el adjetivo que tantas veces me insinuaba mi madre: "comenencias". Tenía el pavo dos carreras, hablaba con convencimiento...era abogado, a los que describió genialmente D Fco de Quevedo...por si alguien lo ignora.
Recordé esto cuando pillaron en cutres talleres irregulares en naves industrialds talleres chinos en los que casualmente aparecieron miles de etiquetas de Zara. Se pensó en artimañas de la competencia. No se concebía otra explición. Así me lo juró y perjuró un conocido docente que aprovechaba su cátedra y magisterio para sacar al pueblo de su ignorancia. Sobra decir que yo era pueblo, tendente al improperio, a la calumnia. Pero yo seguía en lo mío, obcecado, erre que erre.
Basaba su argumentación en que Pablo Castellano estaba inmerso en la nebulosa docencia universitaria, como si éste fuera un mundo en el que la insidia está desterrada, que sólo a mí se me podía ocurrir. El dinero suele amparar una supuesta superioridad moral. Esto es así desde los romanos. La envidia con toga y birrete es la más monstruosa. El caso es que D Amancio consiguió que se enterrara el tema."Peccunia non olet", el latín mal aprendido. Sempre se confirman sus sentencias, a lo mejor tuvo algo que ver el dinero.
Y ahora salta el tema carioca, es probable que Chávez y sus conocidas teorías económicas, esté detrás.
Pero me gustó la explicación de la policía brasiliana. Estando tan de moda conceptos como la trazabilidad, término generalmente asociado a los alimentos, pero yo lo utilizo como sinónimo de la transparencia ética necesaria en toda la cadena de producción de un producto. Por ejemplo cuando comprabas un artículo deportivo de marca Made in Usa, éste perdía lustre cuando se descubría que unos niños lo habían cosido con lo piés descalzos en Birmania o Tailandia sin cobrar apenas nada. Los directivos de Zara se disculparon alegando que ellos contrataban a empresas con reconocida reputación. Los policías dijeron bastaba con que fueran al lugar para descubrir las etiquetas a miles. Siempre se salen con la suya!!. Al final lo que decía el otro: "Amancio pagará la multa" -cosa que hace siempre- y todo seguirá igual.
http://www.rebelion.org/noticia.php?id=140472

No hay comentarios:

Publicar un comentario