Páginas vistas en total

lunes, 21 de mayo de 2012

Yo contra "los sistemas"


Demostración empírica de la dictadura en que vivimos




A media mañana sonó el teléfono. Alerta. Se dirige a mí una educada señorita, que rápidamente me envenena haciéndome perder mi correspodiente educación. El veneno me lo sirvió de la siguiente manera:

“le llamo de e-on para hacerle una encuesta sobre la calidad de nuestro servicio”. Típica trampa, hacernos creer que nuestra opinión les importa algo. Es frecuente. Solo nos quieren en cuanto obedientes consumidores, un nuevo feudalismo. Si el problema es con una empresa de servicios informáticos no se cortan a la hora de humillarnos, en base a una supuesta superioridad en ciertas cuestiones técnicas mistéricas….y lo peor es que la gente no ve motivos para rebelarsre, y si no lo hacemos nos chuparán hasta la última gota de sangre. Creo que era Cicerón el que decía que la vida de siervo no es tan mala. Yo por si acaso tengo siempre el fouciño (la hoz) a mano. Nací de padre chatarrero, pero no siervo.

Estoy de acuerdo, le dije. Pero permítame antes de respoder a sus preguntas, formularle una no más. Le rompí los esquemas. Sonó un ruído raro y balbució:

“lo siento, el sistema no me permite seguir con la entrevista”.

La mandé a tomar por c. E-on lleva seis meses de retraso en la presentación de facturas del consumo de luz, cosa que la ley estipula que ha de ser mensual. Pero la ley se la suda, por la escueta razón que los legisladores la hacen a su dictado. Y siempre ganan, la casa siempre gana. Se escudan en un burdo “problema informático”, cuando hace meses instalaron unos contadores que se leían desde la oficina, o eso nos dijeron. Y se siguen escudando en que no es legible el contador. Cuenta con más de 3000 denuncias de gente a la que un día llegan facturas mileuristas, buscando que no se puedan pagar, y desengarcharnos para después engarcharnos, lo cual genera pingues beneficios…pero lo grave es lo que sigue.

Alemania nos impone  estrictas medidas  para controlar que no se desmadre el déficit, pero las empresas alemanas (e-on) no se cortaron a la hora de subir la luz con el anterior gobierno. Dijeron un 11% pero hubo tarifas que subieron un 80%. Parece que desearan que nuestras cuentas colapsaran. Pero que anden al loro, también los banqueros Fugger en el s. XVI se las prometían felices con la deuda que provocaron en  el estado español para conseguir que Carlos fuera el primer emperador de ellos mismos, lo cual no deja de ser curioso, Emperador del Imperio sacro germánico, que ellos inventaran. Los flamencos prometían sumisón. Pero ostias!. El problema lo zanjó Felipe II, con sus tres bancarrotas, que mandó a la familia de banqueros a la zona de rescate, pese a que contaban con las preceptivas bulas, madia levaban!. Es  lo que pretenden los griegos, pero no les dejan. A los griegos precisamente, con los cuales siempre mantendremos en lo cultural una deuda.

Nadie habló más de los Fugger que para el que no sepa eran banqueros alemanes.

Pido al Gob. Español que siguiendo los hechos de Cristina Kircher y Evo expulse de nuestro territorio a los alemanes alegando falta de inversión, o cualquier cosa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario