Páginas vistas en total

jueves, 13 de diciembre de 2012

Chávez

La guerra es la guerra, al enemigo ni cuartel ni agua. Se pide su muerte. Y eso entre cristianos no es de recibo.

Pero lo más curioso es que este deseo no emana de los propios  venezolanos que le dieron respaldo popular en las últimas elecciones, de las que no le dió tiempo a asumir oficialmente el poder. De repente surgen justicieros a nivel mundial (y alguno es mi amigo, lo cual hace esto doloroso). Vengadores claman contra el expolio a que ha sometido el dictador caribeño a sus clases burguesas. Hay quien llega a desear que el propio Zeus lo fulmine con uno de sus rayos. Pero las petroleras norteamericanas no están muy por la labor. Estos rayos podrían incendiar "su" petróleo. Yo no niego tal expropiación pero para distribuirla entre quienes  tienen menos. Y eso es humano.

  Es el tributo por luchar contra el Imperio, contra el estado natural de las cosas, contra la "razón" . Y el estado natural de las cosas es, como ya dijera el presidente Monroe, que "América sea de los norteamericanos". Ese pensamiento colonial aún tiene defensores. Y esto  antes se veía normal, pero  este pensamiento caducó haace ya algunos siglos. Causa perplejidad que lo sigamos viendo en las estanterías de los market.

El tiempo para algunos no pasó. Pero éste es un despropósito que no se para aquí. Para muchos seguimos en tiempos de la Santa Cruzada, y esto justifica injerencias en países soberanos, con fatales resultados. Pero "Dios lo quiere así". Yo no tengo linea directa, no sé si es así. Dudo que el Altíisimo inerfiera en la labor de los hombres.

Hugo Chávez morirá, todos moriremos, Pero a él lo llorarán los que sólo poseen lágrimas. Pero yo no se lo deseo a ... nadie.

No hay comentarios:

Publicar un comentario