Páginas vistas en total

domingo, 29 de mayo de 2016

Biografías




Algo transgresor tiene lo clásico . Nos hace pensar. Así vemos que las cosas y vivencias tienden a repetirse, siempre tendremos edad universitaria -es una de ellas-….se hace difícil saber quién fue el primero en algo, que no tiene que ser positivo, pero nos excita el saberlo. Y eso que sólo dije Plutarco donde debía haber dicho Suetonio. Sólo un nominativo, sería pedirles demasiado que ésto les evocara a Roma, sus acueductos, sus desmadres, pero le da un toque. Una evocación por otra parte que no busca amolar sino de despertar curiosidad y seguir leyendo. Mención que hago para disimular mi postureo intelectual que tengo tan a gala que me niego a eliminar el siguiente párrafo, que es erróneo según la wikipedia, mi disco duro empieza a fallar, por eso me amparo en el mandamiento que tenemos los artistas cuyo enunciado dice SI NON É VERO, É BENE TROVATO.
Evalúen Vstedes............



El dicho Plutarco nació en Grecia pero al ser ésta conquistada por Roma, lo hicieron esclavo. Situación en su caso fácilmente reversible (proceso que por manumisión era conocido) pues pronto se dio cuenta Roma, un pelín asilvestrada, de la importancia de los Maestros Helenos. No tuvieron el morro de reclamarle ninguna deuda. Dicen que Ellos (los Helenos) conquistaron, sin armas, la psique romana, que siguieron siendo en esencia, grandes acuchilladores, según Don Miguel. Ese sí que sabía. Y hay voces que no dudan en tachar de loco de república a su Ingenioso hijo. Y tiene capítulos que son magistrales lecciones de Historia.....la vera.



Pero volviendo de Úbeda y pasando por la Poética del Estagirita, en cuánto a seguir un ORDEN, he de decir que relacionamos al dicho autor -Suetonio- con las VIDAS de los Doce (creo) Césares. Obra eminentemente biográfica, con lo cual me voy acercando a mi propósito, que es señalarles dos biografías, distantes en el tiempo, pero cercanas en espíritu.


Debo hablarles antes del carolingio Eginardo. Eginardo, siguiendo la estela del romano se atrevió con una Vita Karoli Magni. Una filigrana de trapecista en el tiempo que voy tratar de emular. Si bien la distancia se acorta, pero aún así los separan 200 años, más o menos. Tiempo suficiente. No se van a creer las similitudes fatales. Ser artista no es un chollo, lo crean o no. El tiempo construye mitos con las ruínas de la vida ... las cuales reedifica con el paso del mismo tiempo. Quiero decir que la Historia muchas veces es una narración aderezada por LOS QUE MANGONEAN. Me gusta el concepto story-telling.



Tras toda una noche buscando una figura, incluso una onírica relación biográfica respecto a cuando vieron la luz nuestros personajes NO he encontrado nada. No veo relación entre la Venecia de 1678 y el Cambridge de 1946... estoy dando pistas!!. Venecia no era precisamente un carnaval en la poblada casa del humilde barbero y talentoso violinista Giovanni Battista Vivaldi. Pasó algo parecido en la dinastía Bach, todo comenzó con un molinero-vihuelista. Un caravelete !!!. Los músicos sentían frío, hambre, antes que incomprensión, que también la sufrieron..




Sí, el famoso Antonio Lucio Vivaldi, como hijo mayor, siempre se tomó en serio su responsabilidad económica. Se hizo cura, había que subsistir y ESTUDIAR. No había abundancia de aquellas.




Situación diferente fue la del otro, qué se podía ser en Cambrige?. Sus progenitores tenían vinculación con la Universidad. Su situación socio-económica era cómoda, soosegada. Antes de desvelarles el nombre, permítanme un circunloquio que no va a solventar nada....por lo de ahora, pero nunca se sabe en un futuro. Había por el mismo tiempo unos jóvenes músicos en la industriosa Liverpool. Tales jóvenes se llevaron más fama entre la multitud. Pero yo hablo ahora de los otros.... y los evoco...les insuflo vida, llámenme lo que les pete: brujo o de Podemos.



Su nombre era Roger Keith Barret, pero todo el mundo conocía a aquel prometedor joven como Syd. Syd Barret inventó la psicodelia músical, somos conscientes hoy que descubrió un nuevo tipo de música. Una nueva sensibilidad, como Vivaldi. Syd impregnó a su banda con su magia, a la que dieron feliz continuación. Son los Pink Floyd. Aparte  de músico  era pintor, escritor -era el  letrista- y actor....una auténtica promesa.



Pero me estoy adelantando. Vivaldi murió en 1740, y hubo de esperar a 1900 para que se le reverenciara. Syd acaba de morir. Vivaldi tuvo que escuchar en Viena que su música había quedado desfasada (dicho por alguien que buscaba beneficio). Ambos factores le esgrimieron a Syd....que se hizo el loco. No comprendían la relación mundana entre arte y dinero. Vivaldi malvendió y Barrret enfermó cuando tuvo que componer por dinero.



Ambos serán siempre borrachera exultante de la juventud que todos gozamos. Pero no todos nos apellidamos Vivaldi o Barret. Ellos son INMORTALES y como tales los hay que recordar. Siempre con una sonrisa.








No hay comentarios:

Publicar un comentario