Páginas vistas en total

martes, 19 de julio de 2016

Cuestiones de Fe


                                                                                                  





A lo largo de mi ya dilatada vida intuía que la mil veces mentada Fé, al fnal, me iba a explicar todo, a lo cual en Occidente ya estamos acostumbrados, casi malacostumbrados. Dónde fue habitual zanjar cualquier discusión o Concilio apelando a su superioridad ética-conceptual. Pero esto se refiere a algunas Fes religiosas, a las cuales no pretendo ofender, pero dudo de ellas. No me mola la idea de terminar hecho churrasco. Por eso digo DUDO.



Yo ya de pequeñito pensaba que alguna vez, quizá en el año 2000, cuando llegaría a los 40 años, edad en que mi vida se habría aclarado (todo era turbio, de aquellas no veía claro nada), las cosas y las complejidades del mundo se explicarían por si mismas, ipsorum. Todos sabrían ALGO que el Azar me ocultaba. Hay que extender los brazos y recoger el presente que nos regala la vida. El azar no es bueno ni malo. Pero te obliga a desarrollar la Fe en ti mismo, cuando la vida dejan de ser CERTEZAS (sólo la muerteScyerta) y todo lo preside la INCERTIDUMBRE, fenómeno que puede incrementarse -fijo- con la muerte de tu madre, más que factible y creíble Ángel de la Guarda. En eso creo. La mía sigue ejerciendo, me sigue protegiendo. Pero recordemos: el Principio de Incertidumbre es una Ley Física quizá basada en el Atomismo de Leucipo y Demócrito que todo lo fiaban a la azarosa distribución de los átomos en la materia. En semejante esquema el Destino pinta mas bien poco. No nos podemos refugiar en él. Por estas cosas no era aconsejable rechazar el regalo del Azar. Sé que esto puede chocar, pero el Azar lo rigen Leyes Físicas (las de Newton, Faraday, Coulomb, Einstein....).




Y así fue, año arriba año abajo. El azar tomó la forma del Instituto Gallego de Medicina Genómica o bien Instituto Galego de Menciña Xenómica (el orden de los Institutos no altera la gravedad de lo que iba a venir). Me confirmaban que el estudio de mi ADN me hacían portador de parte de la herencia de mi madre, en forma de alelos o irregularidades en la secuencia. Era Atáxico.




La ataxia sería mi sempiterna novia, la que nunca me plantaría. Y al menos seguía respirando, no era mortal de necesidad. Esa palabreja griega nunca iba a poder con nuestro yo sensible-inteligible, no el yo físico, habría que ir olvidando la bici. Para impresionar al doctor, cosa vital-existencial en las y los atáxicos y para subrayar mi lucidez parafraseé a un ajedrecista francés que definía de la misma manera su actividad existencial: RESPIRO (y ya es bastante). Pero esto queda mejor dicho por Marcel Duchamp, ese pedazo de artista, que fumaba en pipa y era ajedrecista.




El Arte no se olvida de nosotros los enfermos, (al gobierno hay que insistirle...se creen gigantes) pues los artistas son conocidos por ser seres RAROS: el deforme Riggoleto, el tullido Pergolesi, el enano Toulouse-Lautrec, enfermos como Ravel, Rothko, Frida Kahlo, muchos locos, desde Shumann, Gaetano Donizetti, Tasso, Lucrecio. Muchos utilizaron su arte para COMUNICARSE, sin otra pretensión (me acuerdo afectivamente de Vincent van Gogh, Judith Scott, Arthur Bispo do Rosario, el Greco, Jacobo Robusti, “il Tintoretto”). Alguien esa particular manera de comunicarse la entendió y ya tenemos definido el Arte. Está claro que exagero la lista mencionando a estos dos últimos … es la libertad de cátedra. Ellos no están dementes, pero para entender su arte exigen algo de locura por nuestra parte. Nos obligan a navegar en “la nave de los locos”, lejos de los seguros convencionalismos (referencia erudita de Foucault, que no sabía como meter, dedicada a los que no nombro).





Y qué arte practicamos ??. No pintamos, ni esculpimos, ni hacemos música y la ansiedad-necesidad nos impide narrar con orden. Estamos hablando de un nuevo arte. El arte de la vida. Y esto no es nuevo, muy novedoso  no es, es lo de Epicuro de Samos, (les sonará de la Historia de la Filosofía,  a. C. seguro)  que insistía en que vivir es un arte, en el que son habituales los tullidos que bailan break, ballet, kárate o rap, las y los que luchan contra sí mismos, contra la adversidad, lo que da idea de una voluntad Hercúlea, y hacen de eso su arte, pero los artistas del pasado también tuvieron que superar sus convencionalismos... pero eso es historia. Tenemos que recuperar la significación de Hedonismo. Ya Epicuro mencionaba el saber Atomista. Yo lo copio.



Al final, es un único discurso. Dónde tenemos que combatir la predestinación genética- Ataxia con el único remedio conocido, la filosófica Ataraxia, la ausencia de turbación anímica. Lucha, la vida es agónica lucha (en griego es lo mismo, toda lucha es agónica ) que termina, para todos, en KO técnico...la muerte a todos iguala.........no hay que tensionarse. La natura es sabia, evita el sufrimiento. O eso espero.






3 comentarios:

  1. Hola Pako,

    No aumenta la incertidumbre, al menos en mi caso. Aparece y aumenta la sensación de fealdad del mundo al desaparecer los ojos, las manos y la voz que te han acompañado desde que apareciste en él.

    La incertidumbre, hermana de la vida, es muy sensible al tiempo. Puede pesar como una losa, puede correr por el desagüe. La ausencia del Ángel de la Guarda es inmune al tiempo, siempre va contigo y te acompaña como si no fuese la ausencia, como si siguiese respirando el mismo aire que respiras tu.

    Jesús Luis

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. NO QUERIA MOLESTAR. ME ES VITAL EL HUMOR....EES COÑA

      Eliminar
  2. Que vas molestar, o, que vas molestar. Ay, eso sí, sin humor vaya porquería que es esto.

    Que non che falte, rapaz!


    Jesús Luis (protofacha?)

    ResponderEliminar